22 feb. 2015

Las Pilas


Almaraz de Duero esconde en sus arribanzos un lugar donde el tiempo parece haberse detenido para deleite del senderista. Las ruinas de un antiguo poblado minero nos reciben, junto a él están las Pilas, dos cascadas naturales las cuales discurren vivaces a encontrarse con el gran Duero, quien ansioso espera mostrar al visitante este singular paraje. Abruptos barrancos, el vuelo de los buitres y varias galerías mineras transportan al visitante a otros tiempos en los cuales el cincel y el martillo imponían su música. Todo esto lo tienes a un paso de Zamora, es sólo buscarlo.

Fotografía cortesía de David

19 feb. 2015

Elementos culturales del paisaje rural


   Hoy empezamos a valorar aquello que construyeron quienes nos han precedido. Lejos de la majestuosidad de otras obras, las creaciones humanas que salpican nuestros paisajes rurales tradicionales (antiguos caminos y veredas, cercas de prados, de huertos y cortinas, viejos puentes de piedra, presas y azudes, molinos y palomares, etc.) constituyen un importante patrimonio cultural a conservar y proteger.

18 feb. 2015

Los galocheros de Aliste


Fueron la expresión educativa de una sociedad inimaginable para el ciudadano de nuestros días. Esos esmerados maestros y a la vez obreros manuales que enseñaron a leer y a escribir a generaciones enteras de alistanos, cuando las instituciones estatales todavía ni se habían planteado que eso fuera un derecho básico para toda persona. Los galocheros, educadores anteriores a la segunda mitad del siglo XIX que trabajaron fundamentalmente en Aliste, siendo contratados por el concejo abierto de cada pueblo, esa asamblea de gestión municipal reconocida cada vez por más historiadores como germen de la democracia directa. Conviene conocer nuestro pasado, saber que existieron otras formas. Idealizados o no, eso dependerá del análisis y la pasión del agudo lector. Suerte.

 Artículo extraído del periódico zamorano "Humanisferium"